Ir a Inicio Ir a portal Udec
Inicio      Contacto      Mapa de Sitio      
Facultad de Odontología UdeC en el umbral de los 100 años
1

Fue la primera facultad de odontología de Chile, y la primera en acreditarse por el máximo, siete años. Hoy, en vísperas de su centenario, y con su centro clínico certificado, sigue formando a las nuevas generaciones de odontólogos del país, apoyada por un cuerpo docente de excelencia y tecnología de vanguardia.

El próximo año, coincidentemente con el centenario de la Universidad de Concepción, su Facultad de Odontología también celebrará 100 años de existencia. Un siglo marcado por un crecimiento constante y un afán de mejora permanente, formando profesionales con sólidos conocimientos en su área y un sello de responsabilidad social.

“La historia de la Facultad se remonta a 1919, cuando nace la UdeC y sus primeras cuatro escuelas, entre las que estaba Dentística, curso centrado en mejorar la salud bucal de la población. Buscaba responder a la creciente demanda por esta formación y a una motivación social de colaborar con la salud pública”, detalla el Dr. Alex Bustos Leal, Decano de la Facultad de Odontología.

En 1920, la Escuela de Dentística añadió a su cuerpo docente odontólogos, y comenzó a ofrecer servicios dentales a la comunidad. Poco a poco, la Escuela fue creciendo, sumando a sus instalaciones dos amplias salas, con 14 modernas unidades dentales, un equipo de rayos y una sala provista de instrumental especializado para cirugía.

Gracias al reconocimiento alcanzado por la Escuela, en 1927 la Universidad decide crear la Facultad de Odontología, la que se constituyó en la primera de su tipo en el país. En 1982, esta unidad académica llegó a ocupar su actual emplazamiento, en Roosvelt 1550, en Concepción.

Éxito multidimensional

En casi un siglo de existencia, la Facultad ha crecido exponencialmente, siempre manteniendo su sello de excelencia en la formación de profesionales. Prueba de esto es su acreditación por siete años, máxima a la que se puede aspirar.

A esta distinción se suma la certificación del Ministerio de Salud, que la reconoce como centro clínico, como una institución prestadora de servicios en salud que cumple con todas las normativas sanitarias exigibles, reconocimiento que próximamente esperan extender a acreditación.

El Dr. Bustos conoce de cerca el comprometido trabajo de quienes laboran al interior de la Facultad, y que son el motor que la impulsa a mantenerse en los primeros lugares de los rankigs nacionales. “La Facultad es exitosa en distintos ámbitos. Primero, en lo académico, tal como lo demuestra la acreditación obtenida, que nos situó como la primera carrera en Chile acreditada por siete años. También en la cultura organizacional que hemos generado, que nos lleva a ser como una familia, pues aquí hay profesores de larga trayectoria que siguen formando a nuevos profesionales. Estamos orgullosos de seguir la senda de conocimiento y convicciones valóricas y sociales que nos inculcaron, y que buscamos traspasar a los estudiantes”, señala.

El Decano añade que también son exitosos en cuanto a la calidad de sus programas de postgrado y que han avanzado mucho en investigación, aumentando su cantidad de publicaciones. “Sin embargo, nuestro mayor logro es el cuerpo docente, todos especialistas en algún área de la Odontología, y muchos con estudios de postgrado, como magíster y doctorados, en áreas específicas del conocimiento o en docencia de educación superior, lo que redunda en una excelente formación para nuestros estudiantes”.

Vinculación con sentido social

A lo largo de su trayectoria, la Facultad se ha preocupado también de potenciar su vinculación con el medio, conscientes de que mejorar la salud de la población es un trabajo multisectorial para el que deben vincularse con otros profesionales, con distintas entidades y con toda la comunidad. En este sentido, realiza múltiples actividades tendientes a fomentar esta interacción, aunque “quizás el mejor ejemplo son nuestras clínicas”, puntualiza el Dr. Bustos.

El Vicedecano, Dr. Mario Aguirre, coincide con esta apreciación: “Nuestro hospital odontológico, que cuenta con un centro de urgencias, está abierto para la comunidad en general, y, en él, cualquiera puede atenderse”.

Destaca que lo que distingue a esta clínica, que cuenta con más de 180 box de atención y en la que se atienden más de 3.000 personas al año, es la orientación del tratamiento, enfocada en el paciente, considerando su salud general. “Nuestra atención se basa en una atención integral, que considera toda la historia clínica del paciente”.

“Nos destacamos por entregar tratamientos integrales, que buscan que el paciente reciba solución a todas sus necesidades, lo que implica aspectos preventivos, mecánicos y sociales, única forma de restablecer su salud bucal”, añade el Jefe de Carrera, Dr. David Ocampo.

El Dr. Bustos agrega: “Para nosotros, el éxito final es dar de alta a un paciente que llegó para mejorar su salud bucal y se va rehabilitado, con todas las acciones necesarias efectuadas con ese fin”.

Además, la Facultad se vincula con la comunidad a través de proyectos a largo plazo en conjunto con entidades públicas, en los que buscan cambiar definitivamente la salud bucal de los habitantes de una zona. Ejemplo de esto es la comuna de El Carmen, hasta donde llegan por un periodo de cuatro meses, a cursar su internado, los estudiantes egresados de quinto año. “Este programa lleva casi 18 años realizándose y, en este tiempo, nuestros profesionales e internos han logrado cambiar drásticamente el perfil de la salud bucal de la población, a través del tratamiento de sus patologías, y fomentando la educación y la prevención”, comenta el Dr. Aguirre.

Este tipo de instancias otorgan a los estudiantes competencias en salud familiar y comunitaria, las que se suman a las experiencias clínicas que adquieren en el hospital odontológico de la Facultad, quedando capacitados para transformarse en agentes de cambio en la comunidad.

“Hoy, la Facultad mantiene convenios para el desarrollo de internados con distintos servicios de salud, a lo largo de todo Chile, en los que nos hemos preocupado de siempre tener profesionales capacitados para supervisar a los estudiantes”, puntualiza el Vicedecano.

Internacionalización, un plus para los estudiantes

Todos estos atributos y el prestigio alcanzado por la Facultad hacen que año a año postulen más de 600 jóvenes para los 80 cupos previstos para primer año. Es el caso de Rocío Rivera, Presidenta del Centro de Alumnos de la Facultad. “Aquí contamos con docentes de la mejor calidad, dispuestos a ayudarnos en nuestro desarrollo como profesionales íntegros, y a entregarnos las aptitudes necesarias para desenvolvernos en el quehacer de la profesión en cualquier área. Así lo percibe el estudiantado; es por eso que siempre portamos con orgullo nuestro escudo”, afirma.

Asimismo, muchos buscan ingresar a esta Facultad por sus atractivos convenios con universidades extranjeras. Así lo señala el Dr. Ocampo: “El Programa cuenta con una matrícula de alrededor de 450 alumnos, a los que se suman cerca de 20 estudiantes extranjeros por año, quienes cursan asignaturas clínicas similares a las de sus universidades de origen. De igual modo, gracias a los convenios establecidos, nuestros estudiantes pueden realizar su internado de un semestre en el extranjero”.

La Facultad mantiene convenios de intercambio estudiantil y académico, a nivel de pregrado y postgrado, con universidades de todo el mundo, como señala la Encargada de Relaciones Internacionales de la Facultad, Dra. Verónica Cabezas: “Tenemos convenios que nos han permitido estrechar vínculos con universidades de alto prestigio. En Postgrado, con la Universidad Complutense de Madrid, que permite que los alumnos de especialidades puedan cursar pasantías y los docentes realicen intercambios, y con la Universidad Nacional de Córdoba, donde nuestros profesores cursan la tercera cohorte de doctorados de Odontología. A nivel de docencia de pregrado, enviamos y recibimos estudiantes para pasantías cortas, cursar asignaturas y desarrollar internados asistenciales, principalmente en la Universidad de Ghent, en Bélgica; en la Universidad Cayetano Heredia, en Perú, las universidades de Puebla y Autónoma de México, y la Universidad de Granada, en España”.

Justamente de esta última casa de estudios provenía Jerónimo Cano, quien realizó una pasantía en la Facultad UdeC por seis meses, plazo que pidió extender por otro semestre. “Una compañera que estuvo aquí de intercambio me recomendó esta Universidad, que era una de las ofrecidas en el programa de movilidad de mi Facultad. En ella, noté el frenético ritmo de trabajo de los estudiantes, mayor que en mi carrera. Además, pude apreciar orden, disciplina y un buen hacer de los docentes y personal. Lo más destacable fue el cariño y apoyo de los docentes, el compañerismo y buen ambiente que allí se vivía. En lo académico, noté que las prácticas clínicas estaban bastante supervisadas por el tutor, lo que permitía afianzar los conocimientos correctamente”.

En cuanto a la experiencia de estudiantes de la Facultad que cursan su internado en el extranjero, Daniela Flores, quien viajó hasta la Universidad de Ghent, señala: “Gracias al convenio con la universidad belga, pude estudiar allá como un alumno más. Incluso, la Facultad nos financió los pasajes. Allí realizamos actividades clínicas e investigativas por cuatro meses. Fue una experiencia increíble, que nos permitió crecer como personas y profesionales, además de abrirnos puertas al otro lado del mundo”.


Pertinencia del Plan de Estudios

En un afán de mejora permanente, en 2015, en el marco de un proyecto Mecesup suscrito por la Universidad de Concepción, la Facultad de Odontología realizó modificaciones a su plan de estudios, “buscando cumplir con estándares internacionales, para facilitar el intercambio estudiantil, y apostando por entregar una educación de excelencia, acorde a los requerimientos del mundo de hoy”, detalla el Dr. Ocampo.

El Dr. Aguirre agrega que se apostó por potenciar la formación por competencias, “mejorando lo que ya hacíamos, orientando la carrera hacia la generación de nuevo conocimiento, a través de proyectos de investigación, y dando opciones a los alumnos para profundizar en áreas de su interés. Para ello, creamos asignaturas complementarias, como gerodontología, que se encarga del estudio de los pacientes adultos mayores, y otra orientada a la atención de pacientes especiales”.

El nuevo plan de estudios contempla, además, asignaturas genéricas integradoras: pensamiento crítico, comunicación; emprendimiento y trabajo en equipo interdisciplinario, y responsabilidad social, competencias que constituyen el sello UdeC, definido para sus egresados.

Postgrados con prestigio

Otra área de la Facultad que ha crecido a lo largo de estos años es la Dirección de Estudios de Postgrado, liderada por el Dr. Raúl Alcántara. Esta unidad académica está a cargo de los programas de postítulo y postgrado ofrecidos en todas las disciplinas o áreas de la Odontología, los que se distinguen por su sello de calidad, prestigio y experiencia.

Los planes de postítulo contemplan cursos de actualización y de perfeccionamiento, además de diplomados. “A esto se suman cinco programas de especialización: Endodoncia; Periodoncia, con mención en implantología quirúrgica; Ortodoncia y Ortopedia; Rehabilitación Oral, con mención prótesis, y Cirugía bucal y cirugía maxilofacial”, detalla el Dr. Alcántara. A ellos, se sumaría, el próximo año, la especialidad de Odontopediatría.

En Postgrado, en tanto, la Facultad ofrece el Magíster en Ciencias Odontológicas, que capacita a los profesionales, entregando herramientas para realizar investigación y para desempeñarse en el ámbito académico.
El Dr. Alcántara comenta que, cada año, son más de cien los profesionales, nacionales y extranjeros, que postulan a alguno de estos programas, escogiéndolos no sólo por su calidad y larga trayectoria, sino también por su equipo docente de primer nivel, y por la avanzada tecnología y moderna infraestructura con que cuenta la Facultad. “Año a año tenemos mucha demanda por los cupos disponibles. Los postulantes nos señalan que quieren estudiar aquí por nuestra trayectoria, ya que los cursos se vienen dictando hace muchos años; por su prestigio, como Facultad y como Universidad; porque privilegiamos tener pocos alumnos por curso, y por nuestra infraestructura y equipamiento de primer nivel, a la vanguardia tecnológica. En este sentido, podemos mencionar nuestros microscopios quirúrgicos, el escáner dental Cone Beam, que es de imagenología avanzada, y el equipo Cerec, para toma de impresiones directa, entre otros. La Universidad siempre nos ha apoyado en la renovación constante de los equipos, pues entiende que eso redunda en un mejor diagnóstico y tratamiento de los pacientes”.

Un aspecto relevante es su cuerpo docente, que no sólo destaca por su avanzada formación, sino también por su compromiso. “Son profesores muy capacitados y de gran experiencia, que apoyan y acompañan en su proceso formativo a los estudiantes, con quienes tienen una relación muy cercana y de trato directo”, destaca el Director de Postgrado.

Fuente: Revista Nos




Copyright © Todos los derechos reservados. Contacto    Mapa del Sitio        
Contáctanos
NOMBRE:
EMAIL:
MENSAJE:
 
×